fbpx
Diente roto

¿Cómo arreglar un diente roto?

También conocido como fractura dental, un diente roto es una rotura o una grieta en la cáscara dura del diente (esmalte). Un dentista o endodoncista puede diagnosticar una fractura dental mediante un examen clínico y una radiografía (rayos X).

En Doctor Toledo nos encontramos con fracturas dentales a diario y son más frecuentes en los molares mandibulares (dientes posteriores). Se producen con mayor frecuencia en pacientes de más de 40 años y afectan más a las mujeres que a los hombres.

Un diente roto es una urgencia odontológica si el paciente experimenta también dolor o sangrado, una rotura importante más allá del esmalte dental o si el diente se ha desprendido por completo.

Si se presentan estos síntomas, el diente roto es una emergencia dental y el paciente debe acudir inmediatamente a un dentista de urgencia.

En los casos de traumatismos dentales, un impacto fuerte puede romper la mandíbula. Si el paciente no puede juntar los dientes superiores e inferiores al cerrar la boca, debe acudir a un dentista inmediatamente o a urgencias.

Si no hay dolor ni sangrado y el diente sólo ha sufrido un pequeño daño en el esmalte, el paciente puede esperar un día más o menos, siempre que practique una higiene bucal adecuada.

Maneras de arreglar un diente roto

El tratamiento para arreglar un diente roto dependerá del tamaño y la ubicación de la grieta o rotura. A continuación, se presentan los procedimientos dentales más comunes utilizados para reparar un diente roto:

1. Extracción del diente roto e implante dental

Si la grieta del diente se extiende por debajo de la línea de la encía, el diente no puede ser salvado y tendrá que ser extraído (eliminado).

La extracción suele ser la única opción cuando la grieta es vertical, está por debajo de la línea de la encía, afecta a las raíces y cuando las piezas son móviles.

Una vez extraído el diente, se inserta quirúrgicamente un implante dental en el hueso de la mandíbula. Después de que el sitio se cura, se coloca una corona, un puente o una dentadura.

2. Adhesiones o empastes dentales

Si la rotura ha sido de pequeña magnitud como un diente astillado, el dentista puede solucionar el daño mediante un empaste dental.

Los empastes dentales pueden ser de resina compuesta blanca o de amalgama de plata (mercurio mezclado con plata, estaño, zinc y cobre).

Los empastes cierran el agujero y restauran la función del diente. Si a un diente le falta una gran parte, una incrustación dental puede sustituir la parte que falta del diente. Esta restauración suele ser más fuerte y duradera que un empaste.

Si la astilla está en el diente frontal o es visible al sonreír, el dentista probablemente utilizará una técnica de adhesión. Al pegar el diente, el dentista utiliza luz ultravioleta para pegar una resina compuesta del color del diente a la superficie del mismo.

3. Remodelación

Si el daño del diente es sólo una pequeña astilla, el dentista puede corregir el problema dando nueva forma al diente o alisando y puliendo la zona afectada.

4. Carillas dentales

Si la astilla es pequeña y sólo causa daños estéticos, se pueden recomendar las carillas dentales.

Una carilla dental es una capa de porcelana o resina compuesta que cubre completamente un diente natural. Si se coloca sobre un diente frontal roto, una carilla dental puede hacer que parezca entero y sano de nuevo.

Las carillas dentales se utilizan habitualmente en odontología estética para arreglar el aspecto de los dientes.

Para aplicar una carilla, el dentista retirará el esmalte de la superficie del diente. Tomará impresiones y las enviará a un laboratorio dental, que fabricará la carilla que se colocará sobre el diente restante en una cita posterior.

5. Endodoncia y corona dental

Una gran fractura que afecte a varias cúspides del diente puede requerir una corona, que es una cubierta o «tapa» que se coloca sobre el resto del diente dañado.

Si la astilla expone la dentina o la pulpa, las bacterias de la boca podrían infectar la pulpa. Si la pulpa está irreversiblemente dañada y moribunda, puede ser necesaria una endodoncia.

La endodoncia consiste en eliminar la pulpa y sustituirla por un relleno de plástico llamado gutapercha. Tras la endodoncia, el dentista colocará una corona para proteger el diente.

Mientras se prepara la corona, el dentista puede parchear el diente astillado o colocar una corona temporal para proteger el diente hasta que la corona permanente esté lista.

6. Incrustación dental

Un dentista puede utilizar una incrustación dental en los molares que han perdido una parte importante de su sustancia o tienen una gran grieta.

Las incrustaciones dentales están hechas de porcelana o cerámica de circonio, como una corona o una carilla, y se crean en un laboratorio.

7. Férula dental

Una férula dental puede ser una posible solución para un diente agrietado si hay daños en los huesos y encías circundantes. Una férula dental puede unir un diente dañado a un diente sano adyacente. Este procedimiento permite que los huesos y las encías que rodean a los dientes se recuperen del traumatismo.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLLAMA YA Ir arriba