fbpx
Medidas para después de una intervención de cirugia dental

Medidas para después de una intervención de cirugía dental

Tanto si necesitas una extracción dental, un injerto de encías o cualquier otro tipo de procedimiento de cirugía dental, es importante que sigas ciertos pasos para garantizar una rápida recuperación. Aunque cada situación y procedimiento son únicos, los mismos protocolos generales se pueden aplicar.

¿Qué es una cirugía dental?

La cirugía dental o bucal se refiere a cualquier procedimiento u operación realizada en los dientes, encías, huesos de la mandíbula, y las estructuras circundantes de la boca y la cara. Aunque muchos procedimientos de cirugía oral son rutinarios, es importante no restar importancia al proceso de recuperación. Tomar las precauciones necesarias le permite retomar sus rutinas diarias de manera oportuna.

Pasos a seguir después de una intervención dental

Tanto si se ha sometido a una extracción dental, a una endodoncia o a una nueva restauración, es posible que se pregunte cómo puede curarse lo más rápidamente posible y empezar a sentirse de nuevo como si fuera usted mismo. Aquí están algunos de nuestros consejos probados en el tiempo sobre cómo se puede recuperar rápidamente después de la cirugía oral.

1. Siga las instrucciones de su dentista

A menudo, las instrucciones después de una cirugía oral son relativamente fáciles de seguir. En el caso de la recuperación de una extracción dental, tu dentista te proporcionará una lista de instrucciones postoperatorias. Por ejemplo, es probable que te indique que mantengas la zona limpia, lo que significa enjuagarse con un enjuague bucal antimicrobiano y evitar cepillarse o utilizar el hilo dental en la zona afectada. La mayoría de los pacientes se sienten de vuelta a la normalidad en unos pocos días si siguen las instrucciones de cuidado posterior a la extracción.

2. Mantenga limpio el lugar de la operación

Después de la cirugía bucal, corres el riesgo de desarrollar una infección en el lugar de la operación si entran bacterias o partículas de comida en la zona. No comas ni bebas inmediatamente después de la cirugía y evita utilizar pajitas para preservar el coágulo de sangre que protege el lugar de la cirugía.

Debes cepillarte cuidadosamente alrededor del lugar de la cirugía mientras se cura. También debes enjuagarse la boca con agua salada tibia 2 ó 3 veces al día para mantener la zona limpia y libre de infecciones.

3. Descanso

Después de la cirugía oral, planee pasar el resto del día relajándose. No intentes esforzarse en limpiar la casa o cocinar una comida extravagante, aunque se sienta bien. Cualquier actividad extenuante puede desalojar el coágulo de sangre y causar una hemorragia importante o sequedad en las cuencas en algunas situaciones. Si tu cirugía requiere un sedante, asegúrate de organizar un viaje a casa.

Haga todo lo posible para evitar las actividades de alto impacto durante una semana si puede, pero especialmente después de las primeras 24 horas después de la operación.

4. Control del dolor

El dolor después de la cirugía oral es normal. Es posible que te receten antibióticos o medicamentos para el dolor, dependiendo de tu situación. Asegúrate de seguir las instrucciones de cada medicamento, de modo que tomes la cantidad correcta y dejes pasar suficiente tiempo antes de la siguiente dosis. La hinchazón y los hematomas también son comunes después de varios procedimientos. Presionar repetidamente una bolsa de hielo en la mandíbula durante 30 minutos y retirarla durante 15 puede reducir tanto la hinchazón como el dolor.

5. Controle su ingesta de alimentos

La cirugía dental  suele dejar una herida en la boca. Para proteger la zona, asegúrate de comer sólo alimentos blandos y fríos durante los dos primeros días, y pregunta a tu dentista cuándo puedes introducir otros tipos. Entre los alimentos aptos para el postoperatorio se encuentran el puré de patatas, los pudines, la gelatina y las sopas durante los primeros días después de la cirugía. Evita los alimentos calientes, masticables, crujientes o picantes hasta que su dentista le diga lo contrario. Además, no bebas con pajita, ya que la propia acción puede desprender coágulos de sangre.

6. Acuda a todas las citas de seguimiento

Ninguna intervención quirúrgica es un proceso de una sola vez. Tanto si necesita una apendicectomía de urgencia como un injerto óseo dental programado, tendrá que acudir a las citas de seguimiento. Aunque no sea lo más conveniente, asistir a sus citas de seguimiento tiene un gran valor. Su dentista es capaz de identificar los problemas de su recuperación y determinar si se está curando con normalidad.

En caso de que haya algún problema, tomarás las medidas oportunas de inmediato, ya que estará en su consulta. Por otro lado, saltarse las citas de seguimiento sin saber que existe un problema puede dar lugar a problemas posteriores. Seguir los pasos generales y acudir a todas las citas de control le ayudará a recuperarse adecuadamente.

Como ya hemos mencionado en cada caso el profesional  dental que le atienda le recomendará a una serie de acciones a tener en cuenta tras la cirugía dental, pero estos consejos genéricos pueden ayudarles a llevar mejor las dolencias y recuperarse antes tras un procedimiento dental que implique una cirugía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Call Now ButtonLLAMA YA