fbpx
ortodoncia

Fases del tratamiento de ortodoncia y duración

Las fases y necesidades del tratamiento de ortodoncia son un debate común en el campo de la ortodoncia hoy en día. ¿Su hijo necesitará una fase de tratamiento o dos? La única manera de responder a cuántas fases de tratamiento de ortodoncia necesitará su hijo es con una visita en el consultorio y un examen exhaustivo.  Las fases de tratamiento de ortodoncia han evolucionado a lo largo de los años de muchas maneras diferentes. A veces un niño puede necesitar dos fases de tratamiento de ortodoncia, pero cada persona es diferente.

Para ofrecerle una estimación correcta de cuántas fases de tratamiento de ortodoncia -es decir, cuánto tiempo llevará su hijo los aparatos-, primero se debe realizar una evaluación exhaustiva de su salud bucodental y luego estudiar con el paciente los hallazgos y opciones. 

Las cuatro etapas del tratamiento de ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia puede comenzar a cualquier edad. Su edad determinará la complejidad del tratamiento necesario, la duración y el precio.

Las cuatro etapas del tratamiento de ortodoncia:

Examen precoz

Cuanto antes se detecten los posibles problemas, menos tratamientos de ortodoncia y menos problemas se necesitarán más adelante. Un examen a los 7-8 años descubrirá futuros problemas de alineación de los dientes o la mandíbula.

Chuparse el dedo puede empujar los dientes hacia delante, alterando la forma de la mandíbula en desarrollo de tu hijo. La respiración bucal y los ronquidos son signos de que su hijo se beneficiaría de una evaluación ortodóntica temprana.

Tratamiento temprano (7-11 años)

El tratamiento precoz evitará que se produzcan problemas potencialmente graves y conseguirá resultados que no son posibles cuando la cara y los maxilares han dejado de crecer, además de evitar futuras cirugías de mandíbula.

Tratamiento para adolescentes (12-19 años)

Entre los 12 y los 19 años de edad, han salido todos los dientes permanentes. El tratamiento de ortodoncia tradicional conseguirá la alineación dental y el equilibrio facial. El tratamiento en esta etapa ayudará a disminuir el riesgo de cualquier problema mandibular como la ATM y el desgaste de los dientes. Invisalign es una gran opción para los adolescentes que están preocupados por su apariencia.

Tratamiento para adultos (mayores de 20 años)

Gracias a los avances tecnológicos, ahora hay una serie de tratamientos disponibles para los mayores de 20 años que necesitan un tratamiento de ortodoncia. Los brackets transparentes o del color del diente, Invisalign y los brackets que se pueden fijar en el interior de los dientes son todas opciones viables. En el caso de desequilibrios maxilares y faciales graves, el ortodoncista puede colaborar con un cirujano oral para conseguir mejoras estéticas y funcionales.

La mayoría de las mejoras pueden lograrse mediante un tratamiento de ortodoncia no quirúrgico; sin embargo, los desequilibrios faciales graves pueden requerir también algún tipo de cirugía maxilar.

ortodoncia zaragoza

Fases del tratamiento de la ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia puede completarse en un tratamiento completo o dividirse en dos fases de tratamiento separadas con una fase de mantenimiento entre ambas.

Primera fase

El tratamiento de la primera fase suele durar entre doce y dieciocho meses  (a los 7 ó 9 años de edad) y se pueden utilizar diversos aparatos para corregir problemas específicos: brackets, máscara facial, aparato funcional…

Segunda fase (si es necesario)

Durante la primera fase, el ortodoncista no tiene control sobre los 16 dientes permanentes no erupcionados. Si crecen y siguen existiendo problemas, será necesario un tratamiento adicional. El tratamiento suele durar entre doce y veinticuatro a la edad de 12 a 13 años.

Tratamiento completo

Si decide esperar a la edad adulta, el tratamiento de ortodoncia completo se iniciará cuando hayan salido todos los dientes permanentes. El tratamiento completo suele durar de veinte a treinta meses a la edad de 12 a 14 años.

Diferentes tipos de condiciones orales que pueden ser tratadas con ortodoncia

Maloclusiones es una palabra elegante para referirse a una mala mordida. Además de restarle aspecto a su sonrisa, puede impedirle comer, masticar y hablar correctamente. Puede hacer que tu mandíbula haga clic, o que los dientes se desgasten más rápido de lo que deberían

Las maloclusiones más frecuentes son:

Sobremordida

Los dientes superiores sobresalen por encima de los inferiores. Se trata de un problema de ortodoncia que suele ser hereditario, pero que suele empeorar al chuparse el dedo.

Submordida

Los dientes inferiores sobresalen por encima de los superiores. La submordida suele ser hereditaria.

Mordida profunda

Los dientes inferiores pueden tocar el techo de la boca y causar un traumatismo en las encías. También pueden causar sonrisas gomosas y dolor en la mandíbula.

Mordida abierta

Los dientes no se juntan en el centro cuando la mandíbula está cerrada. Puede estar causada por el empuje de la lengua, la succión del pulgar o la masticación de objetos extraños. Una mordida abierta puede provocar un ceceo y problemas para morder.

Mordida cruzada

Los dientes superiores muerden el interior de los dientes inferiores. Puede ocurrir en un lado o en ambos lados de la boca. A veces la mandíbula inferior se desplaza ligeramente hacia el lugar causando un desgaste excesivo de los dientes. Recomendamos un tratamiento temprano.

Hacinamiento

Suele ocurrir cuando no hay suficiente espacio en las encías para los dientes. El apiñamiento de los dientes suele estar relacionado con un mayor riesgo de caries, debido a la dificultad para limpiar los espacios entre los dientes.

Espaciamiento

Los dientes estrechos, perdidos o impactados pueden hacer que tus encías parezcan desiguales.

Contacta con nosotros si tienes cualquier duda, en Doctor Toledo disponemos de los mejores especialistas. Llama e infórmate sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba