Aparatos dentales invisibles

Los aparatos dentales se usan como un método correctivo para la dentadura defectuosa. En muchos casos las personas, y mayormente los adultos, prefieren aparatos que no sean vistos a simple vista, por lo que optan por aparatos dentales invisibles que cumplen la misma función de reestructurar la dentadura irregular.

Existen dos posibilidades de tratamiento: los aparatos fijos que son más conocidos como brackets solucionando de mejor forma los problemas dentales y los aparatos removibles que son más habituales para corregir la maloclusión de los dientes.

Los aparatos dentales invisibles son la mejor opción para todas aquellas personas que valoran su apariencia o factor estético durante el tratamiento, ya que es un sistema más sutil que los aparatos convencionales.

¿Qué ventajas ofrecen los aparatos dentales invisibles?

  • La transparencia de los aparatos se debe a que son fabricados con materiales plásticos, haciendo que no se note que se lleva un tratamiento de ortodoncia.
  • En caso de ser removible facilita la higiene dental.
  • Es cómodo, ya que al ser fabricado con materiales plásticos no ocasiona heridas internas en la boca.

¿Cuáles son las desventajas de los aparatos dentales invisibles?

  • En el caso de los aparatos removibles la corrección puede ser interrumpida al momento de quitar el aparto.
  • Es un tratamiento costoso, dependiendo de la complejidad.
  • En caso de que sean aparatos fijos, tipo brackets, pueden ser más visibles que un aparato removible.

¿Quién puede hacer uso de estos aparatos?

Toda persona puede emplear este tipo de ortodoncia, teniendo en cuenta que se deben tener mínimo 12 años para asegurar una dentadura definitiva.

Hay que tomar en cuenta que el uso de los aparatos dentales invisibles no es exclusivo para niños o adolescentes, puede ser empleado a cualquier persona que desee corregir su dentadura.

¿Cuánto tiempo puede durar el tratamiento con aparatos invisibles?

Todo dependerá de la complejidad dental de cada persona, pero puede oscilar en un tiempo de 9 hasta 18 meses.

¿Es doloroso este tipo de tratamiento?

No duele, más bien es uno de los métodos de corrección de dentadura que produce menos dolor, sumado a eso que no provoca llagas o heridas dentro de la boca. Al momento de usarlos se puede sentir una ligera presión pero no al límite de sentir dolor.

Recordemos que podemos sentir una ligera molestia al usar los aparatos en los dientes, ya que se les está obligando a moverse de su lugar para poder posicionarse en un lugar correcto.

¿El uso de aparatos invisibles es una buena opción?

Todo puede depender de lo que realmente quiere el paciente. Si hablamos de efectos dentales puede ser un muy buena opción, pues puede llegar a dar iguales o mejores resultados que otro método de corrección dental.

En caso de que hablemos de la eficacia en pasar por desapercibido, también es una correcta opción. En la mayoría de los casos las personas no notan que llevas aparatos invisibles. Hay que tener claro que el uso de este tipo de tratamiento no es nada económico.

¿Qué problemas puede solucionar este tipo de tratamiento?

Desde problemas de maloclusión leve hasta problemas mucho más severos con muy buenos resultados.

Con el avance de la tecnología este tipo de aparatos dentales son capaces de solucionar más problemas con la ventaja de que pueden llegar a ser imperceptibles (a simple vista o parcialmente), haciendo que sean la primera opción a la hora de optar por realizar una ortodoncia.

La salud dental es algo que debemos tener muy presente para evitar en el futuro prejuicios que involucren el autoestima y la estética. Con el pasar del tiempo son más personas que buscan la forma de poder corregir esas imperfecciones y así lograr lucir una dentadura perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba